¿Es esta ruta escocesa la mejor opción del mundo para viajes por carretera al volante de un eléctrico?

La infraestructura de recarga está creciendo a un ritmo imbatible. Solo el año pasado, Reino Unido instaló 16 000 cargadores, y Estados Unidos llegó a los 165 000 puntos de recarga públicos. Improvisar durante el viaje con tu eléctrico ahora es posible. Por eso, estamos preparando una serie de rutas que tienes que conocer, empezando por la famosa North Coast 500. No hay lugar más remoto que la costa oeste de Escocia, pero el paisaje es de otro planeta. Y ahora, con estaciones de recarga por el camino, te explicamos por qué las Highlands escocesas son una visita obligada para fans de los coches eléctricos.

¿Qué es y por qué debería ir?

Las Highlands son la Escocia que te imaginas cuando piensas en Escocia. Un paisaje vasto de picos escarpados que se precipitan en lagos misteriosos y cañadas serenas. El lago más famoso es, por supuesto, el lago Ness, con su simpático monstruo Nessie, como lo llaman los lugareños, pero este es solo uno de los 30 000 lagos de agua dulce del país.

Las Highlands, que ocupan casi 26 000 kilómetros cuadrados del norte de Escocia, son el lugar ideal para practicar piragüismo, kayak, pesca y senderismo. La región es una de las menos pobladas de Europa, con solo ocho personas por kilómetro cuadrado, por lo que si vas en temporada baja, es probable que no te encuentres con nadie. Para hacerte una idea, compárala con las casi 5600 personas por kilómetro cuadrado que viven en Londres.

Pero en esta lejanía reside gran parte del encanto de la región. Su belleza abrupta y pura está prácticamente intacta, más allá de alguna que otra casa de piedra blanca en la ladera de una colina, y ante esta ausencia de humanidad prosperan otras criaturas. Las ovejas vagan por las montañas, las emblemáticas vacas de las Highlands mastican en las llanuras, las nutrias nadan por los lagos y los majestuosos ciervos deambulan por los bosques.

Y como estamos en las Highlands, la cobertura de los móviles es, en el mejor de los casos, irregular. En otras palabras, te presentamos el destino perfecto si necesitas una desintoxicación digital

Rugged mountains of west Scotland.
Highland cattle.
Rincones imprescindibles en el camino

La North Coast 500 (NC500) es una ruta de aproximadamente 800 kilómetros que atraviesa los paisajes del oeste de Escocia. La revista Conde Nast Traveller la considera una de las mejores rutas en coche del mundo, ya que conduce a los lugares más impresionantes, como el paso de montaña de Applecross, el puente de Kylesku y el pueblo de Shieldaig, además de innumerables playas y bahías pintorescas.

La parte más famosa de la NC500 es probablemente el paso de Applecross, con sus pendientes pronunciadas y horquillas. Es un tramo tan peliagudo como impresionante. Cuando llegues a la cima podrás disfrutar de una vista espectacular de Wester Ross, que inspiró el continente de Poniente en Juego de Tronos, y la isla de Skye, si el cielo está despejado.

El puente de Kylesku es otro de los puntos destacados de la NC500. Al llegar a la pequeña aldea de pescadores de Kylesku, este puente curvado crea una transición perfecta entre la tierra y el lago. Al cruzarlo, el paisaje se abre a una vista excepcional de Loch a' Chàirn Bhàin.

El castillo de Eilean Donan es uno de los más fotogénicos del país. De hecho, ha aparecido en películas como "El mundo nunca es suficiente", de la saga de James Bond, y "Los inmortales". Este emblemático edificio del siglo XIII está situado en su propia isla independiente, con vistas a la de Skye, y desde ella puedes avistar delfines, marsopas y nutrias.

01/07

The upgraded Polestar 2 on Scottish roads.
Conducir un vehículo eléctrico por el oeste de Escocia

Esta carretera, antaño reservada a amantes de la gasolina, atrae ahora coches eléctricos de todo el país gracias a la creciente infraestructura de recarga en Escocia (según ChargePlace Scotland, hay 2286 puntos de recarga en todo el país, y la cifra sigue subiendo). Corroboramos que las costas e islas de las Highlands están repletas de estaciones de recarga, así que no es de extrañar que hayan nombrado la NC500 como la mejor ruta de Reino Unido para hacer viajes por carretera en coches eléctricos.

Para disfrutar de la mejor experiencia, asegúrate de llevar a mano la tarjeta ChargePlace Scotland a la hora de recargar (recuerda que la cobertura puede ser irregular en algunos tramos). Encontrarás tanto cargadores rápidos como de 7,3 kW, pero siempre energía renovable. En las horas punta del año, puede que se forme un poco de cola en los cargadores rápidos.

Carreteras y seguridad

Es importante tener en cuenta que la mayoría de las carreteras de las Highlands son caminos rurales, algunos de un solo carril y doble sentido. Hay que conducir con los ojos puestos en la vía, prestando atención a las curvas cerradas, las hondonadas, las cumbres ciegas y otros peligros potenciales.

En muchos lugares, los caminos no están vallados, por lo que se comparten con la fauna de la zona. Cuidado con las vacas, ovejas, cabras y ciervos que deambulan por las carreteras. 

Y, sobre todo, recuerda que la NC500 no es un circuito de carreras, sino que forma parte del paraíso natural de las Highlands, y debes contribuir a protegerlo.

Polestar 2 in front of Elaine Donan castle.
Scottish road sign.
Mejor época para recorrer la NC500

No podemos elegir una estación, porque todas tienen su encanto. Haga sol, nieve o llueva, el paisaje de las Highlands escocesas siempre merece la pena. Así que lo importante no es cuándo ir, sino simplemente ir. Y si lo haces en diciembre, como nosotros, con un poco de suerte podrás disfrutar de las cuatro estaciones en el mismo día.

Otro aspecto que destacaríamos de nuestra breve escapada es la calidez y hospitalidad de los habitantes de las Highlands, que te convencerán de que viven en el lugar más maravilloso de la tierra.

Y aunque no sean imparciales, no les quitamos razón. Aunque si prefieres ser tú quién lo decida, ve a hacerles una visita.

Relacionado

Tanja Sotka approaching her Polestar 2.

Más allá de la carretera: Tanja Sotka

Te damos la bienvenida al tercer episodio de Más allá de la carretera, una serie de contenidos sobre historias de propietarios de Polestar de todo el mundo. En este episodio, nos reunimos con la agente inmobiliaria Tanja Sotka en los paisajes remotos y tranquilos de la Laponia finlandesa, donde nuestra protagonista ha encontrado su paz interior.