Una plataforma modular. Aluminio etiquetado en diferentes grados para conservar las propiedades de los materiales, uso tras uso. La carrocerí­a de aluminio soldado de una pieza del prototipo de roadster eléctrico de Polestar es un ejemplo de innovación y de un uso más circular de las materias primas.

Una plataforma modular. Aluminio etiquetado en diferentes grados para conservar las propiedades de los materiales, uso tras uso. La carrocerí­a de aluminio soldado de una pieza del prototipo de roadster eléctrico de Polestar es un ejemplo de innovación y de un uso más circular de las materias primas.

El rendimiento eléctrico no solo se traduce en potencia; también en manejo, capacidad de respuesta y control. Para alcanzar el equilibrio ideal, la carrocería de una pieza del prototipo de roadster eléctrico de Polestar combina aluminio anodizado de diferentes grados, cuyas propiedades se suman creando una estructura firme, adaptativa e increíblemente ligera.

El rendimiento eléctrico no solo se traduce en potencia; también en manejo, capacidad de respuesta y control. Para alcanzar el equilibrio ideal, la carrocería de una pieza del prototipo de roadster eléctrico de Polestar combina aluminio anodizado de diferentes grados, cuyas propiedades se suman creando una estructura firme, adaptativa e increíblemente ligera.

El prototipo de roadster eléctrico de Polestar se diseñó en nuestra plataforma modular propia, por la que también ha pasado el Polestar Precept. Con pequeñas modificaciones en su carrocería adherida, la plataforma se puede adaptar para diferentes aplicaciones y ofrece flexibilidad a la hora de desarrollar futuros coches. Además, se pueden realizar cambios sin comprometer el peso o la rigidez, lo que garantiza que mantenga una alta capacidad de respuesta, característica de Polestar.

El prototipo de roadster eléctrico de Polestar se diseñó en nuestra plataforma modular propia, por la que también ha pasado el Polestar Precept. Con pequeñas modificaciones en su carrocería adherida, la plataforma se puede adaptar para diferentes aplicaciones y ofrece flexibilidad a la hora de desarrollar futuros coches. Además, se pueden realizar cambios sin comprometer el peso o la rigidez, lo que garantiza que mantenga una alta capacidad de respuesta, característica de Polestar.

A pesar de su potencial de reciclaje, el proceso de recuperación del aluminio está lejos de ser circular. Las plantas de reciclaje reciben los vehículos en forma de un cubo aplastado que luego trituran y separan. Como este método no distingue entre los diferentes grados de aluminio, los materiales se infrarreciclan, es decir, dan lugar a aluminio de baja calidad. El prototipo de roadster eléctrico de Polestar cierra el ciclo de los materiales, ya que etiqueta los diferentes grados de aluminio de la carrocería para que aquellos que sean similares puedan reciclarse juntos y tener una nueva vida.

A pesar de su potencial de reciclaje, el proceso de recuperación del aluminio está lejos de ser circular. Las plantas de reciclaje reciben los vehículos en forma de un cubo aplastado que luego trituran y separan. Como este método no distingue entre los diferentes grados de aluminio, los materiales se infrarreciclan, es decir, dan lugar a aluminio de baja calidad. El prototipo de roadster eléctrico de Polestar cierra el ciclo de los materiales, ya que etiqueta los diferentes grados de aluminio de la carrocería para que aquellos que sean similares puedan reciclarse juntos y tener una nueva vida.

Mantente al corriente de las últimas novedades sobre Polestar

Suscribirme
Polestar © 2024 Todos los derechos reservados
LegalÉticaPrivacidadCookiesDeclaración de accesibilidad