Guía práctica para conducir un VE en invierno

Nuestros vehículos son suecos y están probados en las condiciones invernales más duras de nieve y hielo, un entorno que conocemos bien. En este artículo te daremos consejos y recomendaciones para sacar el máximo rendimiento a tu Polestar y aprovechar al máximo su autonomía en los meses de invierno.

Front view of a pristine black Polestar 2 parked in a snowy landscape.

¿Eres más de invierno o de verano? Hay a quienes les encanta el frío, el confort de una agradable manta, mientras que otros temen las largas y gélidas noches invernales. Cualquiera que sea tu caso, lo cierto es que debes estar preparado, porque viene el frío. Estos consejos y recomendaciones te ayudarán a aprovechar al máximo la autonomía de tu vehículo y optimizar su rendimiento, además de a mantenerte a salvo cuando bajen las temperaturas y empiece a nevar.La razón principal por la que el frío afecta a los VE es la temperatura de la batería. Si la temperatura es demasiado baja, los procesos electromecánicos de la batería se ralentizan, cosa que afectará tanto a la velocidad de carga como a la autonomía. Por otro lado, calentar el vehículo para gozar de una temperatura agradable en el habitáculo requiere más energía que en verano. Descubramos, pues, cómo mantenernos calientes tanto nosotros como la batería de nuestro vehículo.

A big cloud of snow sweeps across a snow-filled landscape.
Brid's-eye view captures the front of a black Polestar car parked on snow.
Precalienta el vehículo

Como la mayoría de VE, Polestar cuenta con una función de preacondicionamiento, que, como su nombre indica, permite calentar el vehículo antes de empezar a conducir. Esta función no solo deja el vehículo a una temperatura agradable, sino que te permitirá prolongar la autonomía, ya que no tendrás que calentarlo durante el trayecto. Si además programas el preacondicionamiento, la batería también tendrá tiempo de calentarse y estará a la temperatura óptima cuando salgas. Y ya que hablamos de temperatura óptima, lo más recomendable es dejar el vehículo en un garaje o, al menos, taparlo con una cubierta antiheladas. Esto te permitirá ahorrar aún más energía a la hora de calentarlo.

Tu Polestar dispone de dos instrumentos diferenciados para ayudarte a sobrellevar el frío un poco mejor. El primero es el copo de nieve, el símbolo que aparece junto al de la batería en la pantalla cuando la temperatura de la batería es demasiado baja para poder hacer uso de toda la energía disponible. El símbolo desaparece cuando empiezas a conducir y la batería se calienta, volviendo al 100 % de rendimiento. El segundo, el pack plus Polestar, equipado con una bomba de calor especial, es un sistema de calefacción mucho más efectivo, que controla la temperatura del habitáculo y consume menos energía. Esto no significa que el sistema estándar Polestar no tenga su calefacción, es simplemente un elemento tecnológico superior del pack de prestaciones, que te permite prolongar la autonomía del vehículo en los meses de invierno.

Conducción eficiente

Dejando a un lado los aspectos referentes a la autonomía, cuando las carreteras se congelan y empieza a nevar, la verdadera prioridad es la seguridad. En realidad, la manera más segura de conducir en invierno es también la que nos permite aprovechar mejor la autonomía de nuestro vehículo.Procura no acelerar ni frenar bruscamente. Las ruedas tienen menos tracción sobre la nieve y el hielo, por lo que en las aceleraciones y los frenados el vehículo puede patinar. Al mismo tiempo, frenando con suavidad y manteniendo una velocidad constante, agotaremos menos la carga de la batería. Con todo ello, si tu plan es disfrutar de tu coche sin preocuparte de la autonomía, tu Polestar también es perfectamente capaz de correr sobre la nieve. 

El modo Ecológico también permite realizar ciertos ajustes que te ayudarán a prolongar la autonomía. Para ello, te recomendamos que actives el modo Ecológico en la climatización y en la presión de los neumáticos. Recuerda también que la calefacción de los asientos y del volante puede proporcionarte suficiente calor en trayectos cortos, y así no tener que calentar todo el habitáculo.

Collage with pictures featuring a black Polestar driving in snowy conditions.
Mantén cargada la batería

Si estás en un trayecto largo en el que debes detenerte y recargar, procura añadir un punto de carga rápida en el camino en tu sistema de navegación. De este modo tu Polestar mantendrá la temperatura óptima de la batería para cuando llegues a ese punto y la carga será más fácil y eficiente.

Asimismo, procura evitar que la batería se agote por completo; mantenla siempre al menos al 20 por ciento. Si tienes que dejar tu vehículo al frío, asegúrate antes de que está suficientemente cargada. De este modo te asegurarás de tener carga suficiente para volver a calentar el vehículo y disponer de la autonomía necesaria.

Mantente informado y atento
El invierno es una época impredecible y hay que estar listos para cualquier situación, sea cual sea el coche que conduzcas. Si vas a hacer un viaje largo por carreteras con poco tráfico, no olvides tu kit de invierno; en cualquier momento puede sorprenderte una tormenta de nieve. Una manta, una pala, una linterna, un chaleco reflectante, un buen abrigo, guantes y gorro son los elementos que no te pueden faltar. No olvides inflar bien los neumáticos y revisar la profundidad de la banda de rodadura –la presión de los neumáticos baja con la temperatura– y tampoco llenar el depósito de líquido de lavado.

La comodidad de tu viaje dependerá de lo preparado que estés. Esperamos que esta guía te ayude a conducir con cero grados, pero también con cero emisiones y cero preocupaciones.

Relacionado

The Scottish Highlands.

¿Es esta ruta escocesa la mejor opción del mundo para viajes por carretera al volante de un eléctrico?

La infraestructura de recarga está creciendo a un ritmo imbatible. Solo el año pasado, Reino Unido instaló 16 000 cargadores, y Estados Unidos llegó a los 165 000 puntos de recarga públicos. Improvisar durante el viaje con tu eléctrico ahora es posible. Por eso, estamos preparando una serie de rutas que tienes que conocer, empezando por la famosa North Coast 500. No hay lugar más remoto que la costa oeste de Escocia, pero el paisaje es de otro planeta. Y ahora, con estaciones de recarga por el camino, te explicamos por qué las Highlands escocesas son una visita obligada para fans de los coches eléctricos.