Polestar O₂
Un nuevo concepto de vehículo deportivo

Rendimiento eléctrico en su máximo esplendor. Una carrocería de aluminio soldado de una pieza. Un interior monomaterial. Y un dron. Todo integrado en el diseño fluido de Polestar. El Polestar O₂ es un concepto de roadster eléctrico que supone un cambio de paradigma en el vehículo deportivo. Sin techo, sin ruidos, sin humos.

Rendimiento eléctrico en su máximo esplendor. Una carrocería de aluminio soldado de una pieza. Un interior monomaterial. Y un dron. Todo integrado en el diseño fluido de Polestar. El Polestar O₂ es un concepto de roadster eléctrico que supone un cambio de paradigma en el vehículo deportivo. Sin techo, sin ruidos, sin humos.

Diseño inconfundible de Polestar

El Polestar O₂ se inspira en el lenguaje de diseño del Polestar Precept y lo lleva más lejos, reinventando el rendimiento de alta gama en forma de roadster 100% eléctrico. Un concepto único de vehículo convertible de dos puertas que fusiona arte y tecnología. Retira el techo y siente el verdadero rendimiento, puro, sin ruidos.

Rendimiento enfocado

Polestar O₂, el concepto de roadster eléctrico, no sólo existe para crear deseo (aunque realmente lo hace). Existe para demostrar que hay un nuevo paradigma en lo que respecta a los coches deportivos. Un paradigma que demuestra que la elección premium, la elección divertida y la elección sostenible son un mismo concepto. El director general de Polestar, Thomas Ingenlath, y el jefe de diseño, Maximilian Missoni, hablan de ello en este vídeo.

Aerodinámica optimizada

El exterior del O₂ se inspira claramente en el diseño aeroespacial, tanto por su estética como por su aerodinámica. Más que con alerones o spoilers, el O₂ cuenta con conductos de aire en los pasos de rueda y unos faros traseros que forman superficies aerodinámicas.

Lo último en aluminio

Carrocería de una pieza soldada

Firme, adaptativa e increíblemente ligera. Así es la carrocería de una pieza del Polestar O₂, que se compone de diferentes grados de aluminio anodizado, soldado con material adhesivo y secado en horno, con una relación resistencia-peso muy favorable. El aluminio soldado no solo mejora el rendimiento, sino que además conforma un diseño más flexible que se adapta a las diferentes distancias entre ejes y a la vez conserva esa precisión y obsesión por los detalles que tanto caracterizan a Polestar.

Hecho para rehacerse

Tan solo una pequeña parte del aluminio de los vehículos se recicla hasta alcanzar su calidad original, mientras que el resto se infrarrecicla, es decir, pierde calidad. La solución de Polestar O₂ es tan simple como elegante: aluminio etiquetado.

Más información sobre lo último en aluminio

Diseño interior
Tu nueva zona de confort

El interior del O₂ reúne todos los avances del Precept y los aplica a un roadster. Viene equipado con un sistema de infoentretenimiento que se adapta a los movimientos del conductor, así como paneles de tejido de lino, tapicería de punto 3D y otras pinceladas de innovación a base de materiales sostenibles. Unido a sus combinaciones de colores seleccionadas con cariño, nos transporta a una nueva dimensión de comodidad.

Monomateriales
Una definición sostenible de la alta gama

Cero separación. Cero residuos. Cero pérdida de propiedades. Con un único material como base para los componentes complejos del interior, este vehículo nos hace sentir la alta gama sin comprometer el potencial de reciclaje.

Dron cinematográfico, estándar

El Polestar O₂ no solo mejora tu experiencia de conducción. También permite grabarla. En la parte trasera del vehículo se aloja un dron cinematográfico capaz de despegar y aterrizar cuando el vehículo está en movimiento. Funciona con autonomía y podrás seleccionar secuencias de acción o atmosféricas. Los vídeos se pueden editar y compartir directamente desde la pantalla central cuando el O₂ está estacionado. Despliega el dron. Documenta tu experiencia de conducción. Y captura la emoción del rendimiento eléctrico de alta gama.

Polestar © 2022 Todos los derechos reservados
Cambiar ubicación: