Conducción eléctrica

Conducción eléctrica
Cargar el vehículo sin tener un aparcamiento privado

Que no tengas un aparcamiento privado no significa que no vayas a poder cargar tu vehículo. Sigue leyendo para saber qué opciones tienes.

Que no tengas un aparcamiento privado no significa que no vayas a poder cargar tu vehículo. Sigue leyendo para saber qué opciones tienes.

  • 01.
    Encuentra estaciones de recarga públicas

    Los mapas de recarga en línea te mostrarán las estaciones de recarga públicas que hay cerca de donde vives o de otros lugares que frecuentes. Con el Polestar 2 dispones de una versión integrada de Google Maps que te aconsejará a qué estaciones de recarga dirigirte según el nivel de tu batería. Las estaciones de recarga públicas más concurridas incluyen supermercados, centros comerciales, bibliotecas y zonas de aparcamiento. Déjela cargando durante la noche o mientras haces la compra. Normalmente, con una recarga a la semana es suficiente.

  • 02.
    Recarga en el trabajo

    Cada vez son más las empresas que instalan puntos de recarga para sus empleados y clientes. El motivo no es únicamente mostrar su compromiso con un futuro sostenible, sino también beneficiarse de las subvenciones estatales y los incentivos fiscales en vigor. Si tus empleadores aún no lo tienen claro, puede que estas ayudas terminen de convencerlos.

  • 03.
    Comparte un punto de recarga

    Reúne a quienes comparten el aparcamiento contigo, hazlos partícipes de la causa eléctrica e instala varios cargadores. Involucra a la comunidad de vecinos y llega a un acuerdo sobre su instalación y los costes que conlleve.

  • 04.
    Solicita un punto de recarga en tu calle

    Cada vez más ayuntamientos deciden promover de forma activa la transición al vehículo eléctrico, sobre todo en las áreas con mayor densidad de población. Con estas campañas, los ciudadanos pueden solicitar la instalación de puntos de recarga en su vecindario, a menudo combinados con un espacio de estacionamiento para vehículos eléctricos. Infórmate sobre las opciones que ofrece tu municipio.

  • 05.
    Ve a una estación de recarga rápida

    Los operadores comerciales gestionan una red de estaciones de recarga rápida y puntos de recarga ubicados en gasolineras que no hace más que crecer. Aunque varía de un vehículo a otro, se tarda unos 35 minutos en alcanzar el 80 % de la capacidad, lo que supone una autonomía más que suficiente a la vez que evita el último 20 % de recarga más lenta. Enchufa tu coche, tómate un descanso para almorzar o hacer algún recado, y antes de que te des cuenta, tendrás la batería a punto.

Polestar © 2022 Todos los derechos reservados
Cambiar ubicación: